sábado, 27 de mayo de 2017

Clase Nº 16- 2017- Símbolos del Espíritu Santo: El fuego


Clase Nº 16
Símbolos del Espíritu Santo: El fuego

Texto: Mateo 3:11  “Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego”.
Objetivos:
-       Que cada integrante de la célula pueda permitir que el fuego del Espíritu Santo purifique su vida.
-       Que pueda ser encendido con pasión
-       Que pueda entregar su vida en un altar a Dios.
-       Que pueda ofrecerse como una ofrenda.
Introducción:
Hemos visto algunos de los símbolos que revelan la persona del Espíritu Santo en la Biblia como el viento, el río, la paloma, el sello, esta semana veremos el fuego
Los pensadores antiguos lo ponen como 1 de los 4 elementos básicos en la constitución de la vida. (Aire, Agua, Tierra y Fuego)  Sin ellos la vida humana no sería posible. El fuego genera el calor y la luz vitales para la existencia de todo ser humano.
Toda la Biblia se ve acompañada por la revelación del fuego: Abraham vio fuego de Dios en el sacrificio, Moisés en la zarza ardiente, en la columna  de fuego, Elías en el altar del sacrificio, los apóstoles en el aposento alto, llamas repartidas como de fuego sobre sus cabezas.
El fuego habla de la naturaleza del Espíritu Santo.

Desarrollo:
Veamos 3 situaciones que la Biblia utiliza al fuego como símbolo de nuestra relación con el Espíritu Santo
I) – Fuego en la zarza:
Éxodo 3:2-4 2  Es un fuego que es sobrenatural, una zarza que ardía pero no se consumía.
Era común que una zarza ardiera por el calor del desierto, pero acá lo llamativo es que ardía y no se consumía.  El Espíritu Santo es sobrenatural, hace cosas sobrenaturales..
Es un fuego que se manifiesta en la debilidad. Dios utiliza aquello que parece algo insignificante, una zarza, un arbusto seco, no servía para nada. Es allí, cuando entonces le sirve a Dios.  En aquello que parece no haber vida,  que aparentemente no tiene razón de existencia, es allí que Dios desea manifestarse.

II) – Fuego en el altar:
1 Reyes 18:31-39  Un altar es un lugar de sacrificio,  de muerte, de entrega. muchas veces confundimos el altar en la Iglesia como un lugar para pedir cosas, cuando en realidad se constituye en un lugar donde venimos a entregarnos,  a rendirnos.
Para que el fuego de Dios descendiese debía haber siempre sacrificio, si no hay sacrificio el fuego no descendía.

III) – Fuego en el incienso:
Levítico 16:12-13  El incienso representaba  las oraciones, siempre debe haber  dos altares en nuestra vida. El 1º Altar es al que se desciende a morir.(es la muerte del yo), el 2º altar es al que se sube para adorar. (es la consagración del yo)
Al morir a nosotros mismos y entrar en contacto con el Espíritu Santo, solo así se desprende el perfume a Cristo.

Preguntas para debatir:
¿Te sentiste alguna vez como una zarza? Qué era imposible que Dios te use?
¿Entendías que el altar es un lugar de sacrificio?
¿Qué tiene que haber sobre el altar para que el fuego descienda?
¿Es tu vida un perfume que sube a la presencia de Dios?

Acciones prácticas:
-       Poné tu vida en las manos de Dios para que el pueda usarte comoa esa zarza.
-       Entregá en el altar todo lo que el fuego tenga que purificar.
-       Ofrecé tu vida como un perfume delante de Dios



SUSCRIBITE PARA RECIBIR LAS CLASES POR MAIL
En la parte superior derecha de esta página 
escribí tu mail y en tu bandeja de entrada
de tu correo confirmá la suscripción 
y recibí las clases todas las semanas en tu mail

 PUEDEN COMPARTIR LAS CLASES DE CÉLULA  POR MAIL 
al finalizar este texto van a ver el  icono  de la cartita


Recomendá esta página: 
COMUNIDAD SOMBRA

Descargue la app de las reflexiones diarias gratis: 
https://app.igenapps.com/pc/2142085


No hay comentarios:

Publicar un comentario